sábado, 14 de enero de 2017

Richard López Plaz

La represión de la 4ta república, es la misma represión que hoy, la 5ta república, desata en contra de nuestro pueblo.


Richard López Plaz


Un 16 de marzo de 1995, fue asesinado Richard López Plaz, militante de la Unión de Jóvenes Revolucionarios (UJR), juventud del partido Bandera Roja, y dirigente estudiantil de la Universidad Central de Venezuela, Núcleo Aragua.

Richard, “fue asesinado con un tiro en la puerta de la Casa de Estudios, durante el segundo Gobierno de Carlos Tablante y Rafael Caldera”. Ese día, todas las universidades del país, eran protagonistas de una Jornada Nacional de Protesta, a la cual también se le sumaron los estudiantes de Educación Media. Entre cauchos en llamas y un aire lacrimógeno –bastante parecido al de nuestros días- el gobierno de turno no encontró otra solución que impactar con un proyectil de los llamados "guaimaro" la frente de nuestro compañero, camarada y amigo.

Esa tarde, cayó Richard, pero no pudieron callar su voz… ¡Tampoco han podido callar nuestras voces!

Hoy, continúa la represión. Y mucho más salvaje aún. Nuevos mecanismos se han implementado para acallar la voz del pueblo. Delincuentes, esta vez sin uniforme, empuñan las armas, disparándonos. La misma Guardia Nacional que ayer nos apuntaba con sus fusiles, hoy sigue apuntándonos. El silencio cómplice de quienes gobernaron y quienes hoy gobiernan, hacen de la impunidad el pan nuestro de cada día.

El problema es, que así como la represión continúa, continúan también las mismas voces de ayer y las nuevas voces de hoy, levantadas contra el crimen, los encarcelamientos, los allanamientos y las desapariciones. En contra de la estafa, la torpeza, la mediocridad, el desabastecimiento, que representa el gobierno del dictador Maduro.

Ese 16 de Marzo de 1995, Richard López protestaba contra el alto costo de la vida, por el derecho a la protesta, por un presupuesto justo para las universidades. Hoy, recordamos es vil y cobarde asesinato, somos muchos los que seguimos levantado nuestras voces y nuestras frentes.

Richard López Plaz, era un estudiante y luchador social, cayó el 16 de marzo del 95’ dentro de las instalaciones del núcleo de la Universidad Central de Venezuela en Aragua, fue asesinado por la policía de ese estado que protagonizó una fuerte represión con “armas aliñadas”(armas que en vez de balas, contienen metras, bujías, tuercas y otros objetos), hiriendo a 3 estudiantes de gravedad.

 Hoy, cientos de padres lloran por los asesinatos de sus hijos en manos de la violencia delincuencial, y peor aún, una treintena de padres lloran el impune asesinato de nuestros nuevos héroes, chamos y chamas que cayeron en manos de la brutal represión del gobierno de Maduro (el dictador).

¡Aquí no ha cambiado nada! Pero cambiarán las cosas… No hay bala ni cárcel que calle la voz de un pueblo armado en justicia y dignidad! Richard, es ejemplo de ello… Bassil, Geraldine, Génesis, y lamentablemente, tantos otros, también.

Pero rabia sin organización no avanza. Por eso llamamos a todos a impulsar en cada barrio, en cada comunidad, en sus edificios, en las universidades y liceos, en las oficinas de trabajo, asambleas para discutir lo que viene pasando en el país y organizar la participación de cada uno de nosotros, en lo que será la salida a esta crisis: la caída del régimen.

¡En memoria de ellos, luchamos hasta vencer!

¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE, RICHARD!


HOY MÁS QUE NUNCA, POR NUESTROS CAÍDOS: DEBEMOS ORGANIZAR LA LUCHA PARA DERROTAR AL RÉGIMEN…

"No me lloren camaradas.
Si no hubiera sido por esa bala,
justo en la frente,
cerebro adentro,
hubiera seguido calle arriba con ustedes"

No hay comentarios:

Publicar un comentario